Cómo la criminalización del VIH menoscaba la respuesta al VIH

Hace más difícil la prevención y la atención sanitaria

Los profesionales sanitarios proporcionan una atención médica y apoyo que resultan fundamentales, pero también constituyen la primera línea en la prevención del VIH. Aunque los efectos del diagnóstico del VIH se centran en la salud y el bienestar de los pacientes individuales, también desempeñan un papel crucial en la reducción de la transmisión de la infección al garantizar que las personas no pongan en riesgo, sin saberlo, a sus parejas sexuales. Sobre los profesionales sanitarios recae la responsabilidad de educar a las personas sobre las prácticas sexuales seguras y de proporcionarles apoyo para garantizar que lo practican así de forma continuada. La criminalización del VIH menoscaba la capacidad de los profesionales sanitarios para llevar a cabo su trabajo.