El uso de la ciencia para probar tus argumentos

Morder y escupir

Los siguientes estudios reflejan que el riesgo de transmisión del VIH por un esputo o un mordisco va de insignificante a nulo.

Una revisión sistemática del riesgo de transmisión del HIV por morder o escupir: implicaciones para la política

Sumario: Un equipo de investigadores realizó una revisión sistemática y metaanálisis de reportes de trans-misión de HIV atribuibles a escupidas o mordeduras. El estudio estuvo motivado por el uso de ca-puchas (“spit hoods”) por parte de la policía del Reino Unido. Además un proyecto de ley parlamen-taria ha exigido un aumento de las penas por agresiones a los trabajadores de emergencias, y cita el riesgo de transmisión de enfermedades transmisibles como justificación.

Se realizó una revisión sistemática de la literatura usando Medline, Embase y Northern Lights y sitios web de conferencias usando términos relacionados con HIV, AIDS, bite, spit and saliva. Se utilizaron como criterios de inclusión y exclusión para identificar los estudios la discusión de mor-dedura o escupida como vía de transmisión y la documentación del resultado por test de anticuerpo para HIV. La plausibilidad de la transmisión de HIV se clasificó como baja, media, alta o confirma-da según criterios previamente especificados.

Los autores revisaron 742 resúmenes, 32 artículos completos y seleccionaron 13 reportes y series de casos.

No hubo comunicaciones de transmisión asociada a escupidas. Se identificaron 9 casos de transmi-sión asociada a mordedura, 6 de las cuales ocurrieron con miembros de la familia, y en 3 de los 6 casos en peleas con heridas serias. En 2 de los 9 casos el accidente se produjo porque trabajadores de emergencia no entrenados colocaron sus dedos en la boca de una persona con convulsiones. Solo 4 casos se consideraron como transmisión plausible o confirmada.

Los autores concluyeron que no existe riesgo de transmisión de HIV por escupidas y que el riesgo asociado a mordedura es insignificante. Por lo tanto, la profilaxis posterior a la exposición no esta-ría indicada después de una escupida y tampoco después de una mordedura excepto en circunstan-cias excepcionales.

El estudio completo es disponible solo en inglés